GeboArt.Dev

[ad_1]


© Reuters. FOTO DE ARCHIVO: Letras de IA (Inteligencia Artificial) y una mano robótica son colocadas en la placa base de un ordenador en esta ilustración. 23 de junio de 2023. REUTERS/Dado Ruvic/

Por Blake Brittain

21 ago (Reuters) – Una obra de arte creada por inteligencia artificial sin intervención humana no puede ser objeto de derechos de autor según la legislación estadounidense, dictaminó un tribunal de Washington.

Sólo las obras con autores humanos pueden recibir derechos de autor, dijo el viernes la jueza de distrito Beryl Howell, confirmando el rechazo de la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos a una solicitud presentada por el informático Stephen Thaler en nombre de su sistema DABUS.

La decisión del viernes sigue a las derrotas sufridas por Thaler en solicitudes de patentes estadounidenses que cubren invenciones que, según él, fueron creadas por DABUS, abreviatura de Device for the Autonomous Bootstrapping of Unified Sentience.

Thaler también ha solicitado patentes generadas por DABUS en otros países, como el Reino Unido, Sudáfrica, Australia y Arabia Saudita, con un éxito limitado.

Ryan Abbott (NYSE:), abogado de Thaler, declaró el lunes que tanto él como su cliente están en total desacuerdo con la decisión y que la apelarán. La Oficina de Derechos de Autor no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el lunes.

La inteligencia artificial generativa, de rápido crecimiento, ha planteado nuevos problemas de propiedad intelectual.

La Oficina de Derechos de Autor también rechazó la solicitud de derechos de autor de un artista sobre imágenes generadas mediante el sistema de IA Midjourney, a pesar de su argumento de que el sistema formaba parte de su proceso creativo.

También se han presentado varias demandas pendientes por el uso de obras protegidas por derechos de autor para entrenar IA generativa sin permiso.

«Nos acercamos a nuevas fronteras de los derechos de autor a medida que los artistas incorporan la IA a sus herramientas», lo que planteará «cuestiones complicadas» para la ley de derechos de autor, escribió Howell el viernes. «Este caso, sin embargo, no es ni de cerca tan complejo», dijo Howell.

Thaler solicitó en 2018 un derecho de autor que cubriera «A Recent Entrance to Paradise (HK:)», una obra de arte visual que, según dijo, fue creada por su sistema de IA sin ninguna intervención humana. La oficina rechazó la solicitud el año pasado y dijo que las obras creativas deben tener autores humanos para ser susceptibles de derechos de autor.

Thaler impugnó la decisión ante un tribunal federal, alegando que la autoría humana no es un requisito legal concreto y que permitir los derechos de autor de la IA estaría en consonancia con el propósito de los derechos de autor tal como se describe en la Constitución de Estados Unidos para «promover el progreso de la ciencia y las artes útiles».

Howell estuvo de acuerdo con la Oficina de Derechos de Autor y dijo que la autoría humana es un «requisito fundamental de los derechos de autor» basado en «siglos de precedentes».

(Reporte de Blake Brittain en Washington. Editado en Español por Ricardo Figueroa)

[ad_2]

Source link


Descubre más desde GeboArt.Dev

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido