GeboArt.Dev

[ad_1]

Los controles de monitoreo de las empresas en modo teletrabajo tiene algunas software y herramientas que permiten analizar el comportamiento a distancia de sus trabajadores. Sin embargo, al ser algo nuevo, raya en cuál es el límite ético de este control estilo «gran hermano».

Una mujer australiana, que se desempeñaba con una compañía de seguros, perdió su trabajo después de 18 años después de que su empresa usara tecnología de pulsación de teclas para monitorear sus labores desde casa. Según el New York Post, la consultora de Insurance Australia Group (IAG) Suzie Cheikho fue despedida de su trabajo por no escribir lo suficiente mientras trabajaba de forma remota. La Comisión de Trabajo Justo de Australia (FWC) rechazó su solicitud de despido «injusto», diciendo que fue despedida por una «razón válida de mala conducta».

Según el medio, Cheikho fue responsable de crear documentos de seguros, cumplir con los plazos regulatorios y monitorear el «cumplimiento del trabajo desde casa», entre otras funciones importantes. Fue despedida a principios de este año en febrero por no cumplir con los plazos y las reuniones, estar ausente e incontactable, y no completar una tarea que causó que el regulador de la industria multara a su compañía.

La ex consultora recibió una advertencia formal en noviembre de 2022 sobre su producción y fue puesta en un plan de mejora del rendimiento. Insurance Australia Group utilizó tecnología de pulsación de teclas para rastrear su actividad cibernética durante 49 días entre octubre y diciembre, y descubrió que tenía «muy baja actividad de pulsaciones de teclas».

Cheikho comenzó a trabajar tarde en 47 días, terminó temprano en 29 días y no trabajó sus horas registradas durante 44 días. También descubrió que en 4 días, hizo cero horas de trabajo, informó 7 News.

El vicepresidente de FWC, Thomas Roberts, dictaminó que la evidencia mostraba que Cheikho «no estaba trabajando como se le exigía que hiciera durante sus horas de trabajo designadas» mientras estaba monitoreada. «El solicitante fue despedido por una razón válida de mala conducta», dijo Roberts, según el medio. Reconoció la desafortunada situación, pero dictaminó que la terminación no era injusta o irrazonable.






[ad_2]

Source link


Descubre más desde GeboArt.Dev

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido